Yo mismo con mi turismo

25 sept. 2017

El 'choque' no es de trenes, sólo de un tren


El civet de Luis Conde se le atraganta a la burguesía catalana

Se escudan en que ellos no se guían por directrices políticas sino que solo se deben a sus accionistas, como si la ruptura de la legalidad en Cataluña no fuera a influir en sus negocios

Foto: Imagen inspirada en el cartel de la película 'El discreto encanto de la burguesía'. (Enrique Villarino)
Los que se preguntaban qué ha sido de la burguesía catalana, dónde se ha escondido estos últimos cinco años, hallaron la respuesta el pasado sábado 16 de septiembre. Ese día, el lobista y 'headhunter' Luis Conde celebraba su tradicional civet en Fonteta (Girona), encuentro que, tal y como rezaba la invitación, persigue “el diálogo entre todos y la solidaridad con la Fundación Paideia”.
Así que quien pensara que el ‘procés’ le había pasado por encima como un carro blindado, que la había exterminado como a los dinosaurios, se equivocaba. La burguesía catalana, o las raspas que quedan de ella, está vivita y coleando, y acudió como cada año a la cita que tiene lugar en esta localidad ampurdanesa.
Por eso de que la fecha no era la más idónea, a saber, entre la Diada y el referéndum ilegal del 1 de octubre, hubo pinchazo de asistencia. Poco más de 300 comensales. El ambiente, además, andaba enrarecido. Mientras en las calles de media Cataluña las masas sacaban las banderas y marcaban los comercios con pintadas en las fachadas, los invitados de Fonteta, ‘dress code' casual, trataban del tan traído choque de trenes entre copita de cava y bocartes. Parecían la orquesta del 'Titanic'. Habían colisionado con el iceberg y ellos seguían tocando.
De entre los empresarios que acudieron, destacaban el presidente de Repsol, Antonio Brufau; el consejero delegado de Banco Sabadell, Jaume Guardiola; el de Abertis, Francisco Reynés; la presidenta de Grupo Codorníu, Mar Raventós; el de Celsa, Francesc Rubiralta; el de Seat, Luca de Meo; el del Salón Internacional del Automóvil, Enrique Lacalle; el empresario y marido de Liliana Godia, Manuel Torreblanca; el gestor inmobiliario José María Xercavins, y el presidente de PriceWaterhouseCoopers (PwC), Gonzalo Sánchez.
No asistieron Isidre Fainé ni ningún alto cargo del Grupo Caixa. Tampoco se vio al conde de Godó, editor de ‘La Vanguardia’, una publicación que, como se comentó en los corrillos del ágape, ha virado su línea editorial a tesis más próximas al Ejecutivo de Cataluña que al de Madrid y en cuyo consejo tiene acomodo el anfitrión del civet, Luis Conde.
Las ausencias del civet confirman el fracaso de la tercera vía, de esos componedores que se ofrecen a restañar los puentes, pero no saben cómo
A estas ausencias empresariales, se sumaron las políticas, si cabe más significativas. En especial las del Gobierno central, cuyos ministros declinaron al unísono la propuesta, igual que el 'president' y 'vicepresident' de la Generalitat, Carles Puigdemont y Oriol Junqueras. El hecho de que el convite fuera ‘free seating’ echó para atrás a muchos de los invitados, no fuera que, en estos juegos de sillas calientes, se vieran forzados a sentarse con quienes no querían.
Los que sí se dejaron ver fueron los 'consellers' de Presidencia, Jordi Turull; de Justicia, Carles Mundó; de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull; de Sanidad, Antoni Comin, y de Empresa, Santi Vila, de nuevo de gira por Madrid por si alguien tiene que recoger los trozos tras el 1 de octubre.
Las sonoras ausencias del civet ponen negro sobre blanco el fracaso de la tercera vía, de esa lista cada vez más numerosa de componedores, ora Conde, ora el Círculo de Economía, que se ofrecen para restañar los puentes, pero que ni pueden ni saben cómo hacerlo.
Varios de los asistentes al civet.
Varios de los asistentes al civet.
La extrema pasividad, e incluso frivolidad, con que la burguesía catalana se ha aproximado al problema independentista resulta más que elocuente según se gana en perspectiva. Apenas ha habido pronunciamientos. Un comunicado de ocho párrafos de Foment en julio, otro de tres de la CEOE, silencio entre las empresas.
Se escudan en que ellos no se guían por directrices políticas sino que solo se deben a sus accionistas, como si la ruptura de la legalidad en Cataluña, 20% del PIB, no fuera a influir en sus negocios. También les gusta hablar de equidistancia, un término que de tanto manosearlo ha perdido su significado. Unos lo miden en principios y valores; otros, al parecer, en fajos de billetes. Por excusas, que no quede.
En la propia patronal nacional, es habitual escuchar que si hubieran tomado la iniciativa cuando correspondía, seguramente no se habría llegado a este callejón sin salida. No son los responsables, pero existe la sensación en Madrid de que su inacción y su en ocasiones complicidad con quienes han perpetrado el engendro han permitido que el secesionismo fuera calando las entretelas de la sociedad catalana.
Toda estrategia que quieran poner en marcha ahora será peor que ineficaz: será contraproducente. ANC, Òmnium y la CUP controlan la movilización social. La burguesía ha perdido toda capacidad de influencia. Les han pasado por delante y por detrás. Si se les ocurriera abrir la boca en estos momentos, sería entendido como una iniciativa de los poderes fácticos para malbaratar el referéndum y acallar las voces de los catalanes.
Entre las muchas habilidades de los independentistas, es digna de estudio la estrategia que han seguido para anular a los empresarios. Desde el principio, les mimaron con todo tipo de lisonjas. Les dijeron que el pulso con el Estado era básicamente fiscal, también cultural, de lengua y de reconocimiento de la singularidad catalana. Trasladaron la carga de la culpa al Ejecutivo de Madrid, que les negaba de forma sistemática el pan y la sal.
Aquellos cánticos, con el estribillo de ‘Barcelona és bona si la bolsa sona’, endulzaban los oídos de la burguesía catalana. Aprovechándose de su mentalidad mercantilista, les hicieron creer que el objeto último del ‘procés’ era el cupo catalán cuando, en realidad, lo que subyacía tras la hoja de ruta era la independencia y el odio a España. No había más razones que esas.
En el Liceo, ‘sancta sanctorum’ de la burguesía catalana, ya se canta 'Els Segadors' y la claque cuelga esteladas
Una parte de estos empresarios permanece silente a la espera de los acontecimientos, otra parte, en cambio, se ha destapado directamente como independentista. En el Liceo, ‘sancta sanctorum’ de la burguesía catalana, ya se canta 'Els Segadors' y la claque cuelga esteladas, tal y como se puede ver en el vídeo superior. El Liceo, como es sabido, está financiado por el Ministerio de Cultura y tiene de mecenas a medio Ibex 35.
“He estado en Zarzuela, he estado decenas de veces en Moncloa buscando soluciones para facilitar la gobernabilidad de España, ¿y sabes cómo me lo han pagado? Con inspecciones de Hacienda. A mí y a los míos”, se queja un destacado empresario independentista. Que nadie se engañe. Esto era una cuestión básicamente de dinero. Más que una rebelión secesionista, era una rebelión de perlas y chequera. Hasta que dejaron hacer y perdieron el control. Mientras la burguesía mengua, Cataluña pasa a manos de la ANC y Òmnium. Cosas veredes, amigo Sancho.

El PSOE insta a Podemos a “no enredar con confrontaciones”

 

Los socialistas defienden que el Estado coordine con los Mossos el control del 1-O, “pero sin invadir competencias”

“No es momento de crear vías paralelas ni de confrontar entre nosotros”. El PSOE ha respondido esta mañana a la demanda que Pablo Iglesias y Ada Colau emitieron la víspera para que Pedro Sánchez rompa con Mariano Rajoy y respalde un referéndum pactado en Catalunya. “Algunos no deberían enredar con confrontaciones”, ha respondido desde Ferraz la exministra Carmen Calvo, actual secretaria de igualdad del PSOE.
El PSOE insta a Podemos a “no enredar con confrontaciones”Calvo ha rechazado así tanto la iniciativa del líder de Podemos, como la que el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, impulsó la semana pasada en el Congreso en defensa del Gobierno y que acabó con el PSOE votando en contra. “Le hemos dicho a todos los partidos que este no es momento de crear vías paralelas ni de confrontar entre nosotros –ha asegurado Calvo-.
Este es el momento en el que cada partido político tiene que saber lo que tiene que hacer, constitucional y políticamente. No vale adelantarnos a ningún escenario, no vale crear problemas paralelos, no vale crear confrontación entre quienes estamos dispuestos a defender la Constitución y la democracia. Es el momento de que este país no dé el lamentable espectáculo el 1 de octubre de un referéndum que está fuera de la legalidad”.
El PSOE, por tanto, se aferra a la legalidad ante el 1-O. “El Gobierno de España no puede consentir un referéndum que no es democrático”, ha subrayado. “Toca estar unidos, toca no crear confrontación entre nosotros, toca defender la Constitución y la democracia”. Y ha subrayado que el Congreso ya ha aprobado constituir una comisión de diálogo sobre Catalunya, donde todos los partidos políticos pueden poner encima de la mesa sus propuestas en busca de una solución política.
Carmen Calvo, por otra parte, ha considerado “razonable” que el Ministerio del Interior intente ahora coordinar la actuación de los Mossos ante la jornada del 1-O, “sin invadir sus competencias”. “Otra cosa distinta es suplantar sus competencias, para lo que el Gobierno sí tendría que poner en marcha otros mecanismos constitucionales”, ha advertido la dirigente del PSOE, en referencia a la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

El horizonte visible


Sansón-Puigdemont destruye la Generalitat

Los promotores del prusés parece que tienen muy presente la Biblia, el libro sagrado del pueblo de Israel, que narra las peripecias históricas de los judíos desde el inicio de los tiempos, en el paraíso perdido de Adán y Eva. La identificación entre la Iglesia católica catalana y el nacionalismo viene de lejos y así se ha vuelto a poner de manifiesto con la homilía leída este domingo en Montserrat y con el comunicado de apoyo al 1-O que han subscrito 303 sacerdotes y diáconos de las diez diócesis catalanas.

La implantación en territorio palestino del Estado de Israel, después de la II Guerra Mundial, también es un referente capital para entender la versión pujolista del nacionalismo catalán y el sionismo ha sido un espejo para el movimiento independentista contemporáneo (con la reserva explícita del sector CUP-Endavant, de tendencia pro-palestina). En el imaginario secesionista hay la certeza que fondos de inversión judíos aportarán los 30.000 millones de euros que se necesitan, de entrada, para poner en marcha la nueva República catalana.

Cuando Artur Mas rompió, en 2012, el pacto que tenía con el PP se presentó en la campaña electoral ‘travestido’ de Moisés, el líder ungido por Dios Pujol que tenía que llevar a los catalanes hasta la “tierra prometida” de la independencia. La metáfora no funcionó y Artur Mas ha acabado arrinconado en la “papelera de la historia”, por obra y gracia de la CUP y del escándalo de corrupción del caso 3%.

A Carles Puigdemont le toca jugar otro personaje de la Biblia: el milhombres Sansón, que, según explica el Libro de los Jueces, murió bajo los escombros del templo que derribó con la extraordinaria fuerza que le daba su cabellera, pero que, a la vez, se cargó a todos los filisteos que había dentro del recinto.

El ex-alcalde de Girona, en espera de ver cómo acaba todo, ya se ha ganado un nombre propio en la historia de Cataluña, intentando emular dos rebeldes con causa que tuvieron una trágica muerte: Pau Claris, envenenado (1641), y Lluís Companys, fusilado (1940). Bajo su liderazgo, el Parlamento se ha derrumbado y la Generalitat ha quedado como un caparazón vacío, después de que el ministro Cristóbal Montoro haya anunciado la intervención sine die de las finanzas de nuestra máxima institución de autogobierno, recuperada -contra el criterio de Jordi Pujol- en 1978, con el regreso del exilio del añorado presidente Josep Tarradellas.

Sansón-Puigdemont se ha inmolado, pero también ha socializado el dolor al conjunto de la sociedad catalana, tanto a los independentistas como a los no independentistas, condenándola a la destrucción de sus cimientos y de sus columnas. Si Jordi Pujol y su familia sufren (por las fechorías que han cometido), el resto de catalanes también debemos sufrir. Esta es la proyección freudiana que está en el ADN del ‘prusés’.

Unas leyes como la del referéndum y la de transitoriedad jurídica necesitaban la aprobación de las 2/3 partes del plenario del Parlamento. Sansón-Puigdemont omitió el dictamen del Consejo de Garantías Estatutarias y se pasó por el forro la sapiencia del letrado mayor. Con sólo 72 diputados ha hundido los pilares de la democracia y, de paso, ha envenenado la convivencia pacífica entre los vecinos, de aquí y de allá.

La obsesión del 1-O significa –sin necesidad de aplicar el artículo 155 de la Constitución- la aniquilación de facto de la Generalitat, la institución creada en 1359 y que es la depositaria de la soberanía del pueblo catalán. Felipe V la abolió en 1716, el dictador Francisco Franco la suprimió en 1939 y ahora Sansón-Puigdemont ha decidido dinamitarla desde dentro. De esta sacudida, Cataluña quedará muy tocada y con una pésima reputación internacional por dar alas al populismo identitario que amenaza la estabilidad de Europa.

El fiscal ordena a los Mossos que acudan a todos los colegios electorales en busca de urnas




Remite una instrucción a Josep Lluis Trapero para que sus agentes interroguen como testigos a los directores de los centros educativos y busquen material del referéndum



El fiscal superior de Cataluña, José María Romero de Tejada, ha remitido al jefe de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero, la primera orden directa para que actúe contra la preparación del referéndum del próximo 1 de octubre. En una instrucción de cuatro folios, el máximo representante del ministerio público le encarga que sus agentes acudan a todos los institutos de Enseñanza Superior (IES) que, según un mensaje en las redes sociales del presidente Carles Pugidemont, van a ser utilizados como colegio electorales en la consulta suspendida por el Tribunal Constitucional. El fiscal quiere que se interrogue a los máximos responsables de los mismos para saber si han recibido instrucciones de la Generalitat para que entreguen las llaves de los mismos y, también, que intervengan de manera "inmediata" cualquier material para la votación, como "papeletas, urnas, listados de votantes, ordenadores etcétera".
El escrito, fechado este lunes, llega a enumerar cuáles deben ser las preguntas que deben realizar los agentes a los responsables de los centros e, incluso, que advertencias tienen que realizar a éstos. Así, el fiscal indica que los mossos deben presentarse en todos los colegios supuestamente elegidos para ser centros de votación e identificar al responsable del mismo "con constancia del puesto que ocupa y de la fecha de sus nombramiento". Inmediatamente después, esta persona debe ser interrogada como testigo para que indique si han recibido "alguna comunicación" de los responsables de Educación del Govern "solicitando su colaboración" para celebrar el referéndum.
"En caso afirmativo -continúa el escrito de Romero de Tejada- deberá hacer entrega de cuanta documentación posea en relación a estos hechos". La nota aclara que si el testigo asegura que dichas instrucciones las ha recibido por escrito, deberá precisar "la identidad de su interlocutor o interlocutores". También ordena que, en caso de que hubierna recibido algún tipo de material electoral, entre ello urnas, "se procederá a su inmediata intervención" por parte de los Mossos.
El fiscal -que enumera de modo muy detallado todos y cada uno de los pasos de los policías en esta diligencia- añade que durante el interrogatorio los responsables de los centros deberán advertir que si hubieran entregado las llaves y las claves de seguridad del edificio "a cualquier persona privada o pública incluida la administración educativa podrá ser considera un acto de colaboración en los delitos de desobediencia, prevaricación y malversación de causales públicos", con las consiguientes responsabilidades "penal y civil". Romero de Tejada también quiere que los mossos les adviertan que de haberlo hecho ya o si supiera que la Generalitat contaba con un duplicado de las llaves, deberán "impedir la apertura sin su autorización, así como la de denunciar a la policía la presencia en su centro de personas ajenas al mismo".
El escrito añade que los agentes también deben comunicar a los encargados de los colegios que "es rotundamente falsa y sin fundamento legal " que cualquier comunicación administrativa sobre la entrega de las llaves les exima de responsabilidad legal. Finalmente, pide que también se les advierta que si reciben "cualquier tipo de amenaza, coacción o presión para ceder el control del local por cualquier autoridad, funcionario o particular deber ser inmediatamente puesta en conocimiento de la Fiscalía".  

Trapero planta al coronel de la Guardia Civil en la primera reunión por el 1-O

JAVIER OMS

El comisario Ferrán López Navarro, a su llegada hoy a la reunión en...
El comisario Ferrán López Navarro, a su llegada hoy a la reunión en Barcelona.
El mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, ha optado por no acudir a la primera reunión convocada por el coronel de la Guardia Civil, Diego López de los Cobos tras decretarse el mando policial único para las operaciones relacionadas con el 1-O. En sustitución de Trapero ha acudido Ferran López, comisario de coordinación territorial, en un gesto que evidencia el malestar que genera en los Mossos la tutela del Ministerio del Interior decretada por la Fiscalía Superior de Cataluña.
Sí está previsto que sea el propio Trapero el que entregue un informe jurídico en la Fiscalía durante la reunión convocada para el martes para intentar frenar su decisión de arrebatarles parte de sus competencias en Seguridad para el 1-O.
La reunión, sobre el operativo policial para el 1-O, es a puerta cerrada y apenas se ha permitido la presencia de personal de la Delegación en el edificio.
Ferran López ya ha abandonado la reunión, apenas una hora después de su inicio. Ha sido el último en llegar y el primero en salir.
A la reunión convocada en la Delegación del Gobierno sí han acudido los máximos representantes en Cataluña de los cuerpos policiales citados por De los Cobos. Se trata del General de la Guardia Civil, Ángel Gozalo el Jefe superior Sebastián Trapote. Ambos han llegado en coches con las lunas tintadas, mientras que el representante de los Mossos ha sido el único en hacerlo a pie. López también ha sido recibido entre aplausos por una decena de personas, algunas con banderas a favor del referéndum.

Gritos a favor de Terra Lliure en un concierto de la Mercè

Sopa de Cabra también exhibe la pancarta con el lema "democracia" en el escenario

Algunos conciertos de las fiestas de la Mercè, como el de Txarango del sábado por la noche y el de Sopa de Cabra de ayer, han tenido un carácter soberanista. En el concierto de la banda liderada por Gerard Quintana se ha exhibido la pancarta de "democracia" desde el escenario, el público ha mostrado esteladas y han gritado consignas a favor de la independencia.
Una vez finalizado el concierto de Sopa de Cabra, una parte del público ha empezado a llamar "viva, viva, viva; viva la tierra libre", pero, al final, el grito se ha convertido en "viva Terra Lliure". Este cántico, como se puede ver en el vídeo, ha sido sustituido por gritos de "independencia".

democra.jpg

El concierto, por otra parte, también ha servido para que los lateros paquistaníes hicieran la noche y vendieran latas de cerveza a un precio entre 1,5 y 2 euros -un precio inferior de los que se ofrecía a los stands oficiales, que era de 3 euros-.
El líder del PPC en el consistorio barcelonés, Alberto Fernández Díaz, también ha denunciado que el líder de Podemos en Catalunya, Albano Dante Fachin y la diputada de la CUP, Eulalia Reguant, subieran al escenario durante el concierto de Txarango.
El dirigente popular ha lamentado que "los que se sienten españoles deban tragar un mitin independentista de la CUP y Podem" durante las fiestas de la Mercè. En este concierto también se mostró desde el escenario la pancarta con el lema "democracia", se exhibieron esteladas y se gritaron consignas independentistas.

No es Franco, son jueces y fiscales

 
Los secesionistas han venido construyendo su caso con minuciosidad desde hace meses, incluso varios años. Había que aprovechar la debilidad del estado y dar un golpe de audacia; lo cual pasa por construir un relato movilizador, reforzar las organizaciones agitadoras y elegir el momento con las variantes necesarias para superar obstáculos. Una de las piezas del proceso se llama propaganda y pasa por nombrar cada paso y cada fenómeno. Es admirable cómo el relato de los secesionistas ha calado en las televisiones nacionales, en teoría nada favorables al proceso. Pero cada telediario evidencia qué argumentario resulta dominante. Las mentiras flagrantes de Puigdemont, Forcadell y demás compañeros de aventura, pancarta y balcón no reciben réplica en las múltiples entrevistas ante las cámaras que discurren por donde quieren los entrevistados.
Uno de los ejes de la propaganda de estos días es resucitar a Franco y el franquismo para calificar a cuantos defienden la Constitución. Lo más alarmante o decepcionante es que gentes de la izquierda, ofuscadas por acabar con Rajoy, compren ese mensaje la excusa tramposa y mendaz de que defienden la democracia.
Los que, por ahora, han confrontado a los secesionistas son algunos jueces y fiscales, que aplican las leyes, que cumplen con su deber y actúan en consecuencia. El franquismo fue golpista y nada constitucional, en eso si se les parecen los secesionistas. Claro que de casta le viene al galgo porque los secesionistas catalanes de hace ochenta años, abuelos o bisabuelos de los actuales, también fueron contra la Constitución de la II República (esa que tanto añoran algunos ofuscados).
Puigdemont debe soñar con emular a Luis Companys, al que la República hizo ministro de Marina en Madrid durante cien días (verano de 1933) en un gobierno encabezado por Azaña. El 6 de octubre de 1934, coincidiendo con el intento de revolución llamada del 34, Companys, presidente de la Generalitat desde primeros de años, proclamó de forma unilateral el estado catalán desarticulado, por orden del gobierno de la II República Española, por el general Goded. La Republica asumió el gobierno catalán con un coronel de intendencia al frente del mismo, suspendió la autonomía y encarceló al gobierno golpista (Companys incluido) que fue condenado en junio de 1935 a prisión (30 años) por el Tribunal de Garantías. Un año después llegó un indulto.
¿Se repetirá la historia con los ajustes propios de este tiempo? ¿Asumirán uno o varios jueces el papel de Goded (a quien luego fusilaría el golpe de Franco) en la defensa de la Constitución? ¿Habrá condenas ejemplares a los sediciosos e indultos posteriores? ¿Saldrá perjudicado el autogobierno catalán por este avatar? Las respuestas las conoceremos en breve porque la bola está rodando. La comparación no es con Franco, ni siquiera con la II República, ahora las cosas van más pacíficas y burocráticas, va de jueces y fiscales.

Laberinto catalán


Jordi Cuixart, el hombre de confianza de los Tous (y otros linajes) que evaporó 85 millones

Salvador Tous y su esposa Rosa Oriol, tras recibir un premio de la Cámara de Comercio España-Etados Unidos, en octubre de 2016, en Nueva York. La familia Tous fue una de las que confió parte de sus inversiones al financiero Jordi Cuxart. EFE/Miguel Rajmil

La policía tarda seis años en reconstruir los movimientos de cuentas y las tramas empresariales de Jordi Cuxart, asesor de los Tous y los Jané

Salvador Tous y su esposa Rosa Oriol, tras recibir un premio de la Cámara de Comercio España-Etados Unidos, en octubre de 2016, en Nueva York. La familia Tous fue una de las que confió parte de sus inversiones al financiero Jordi Cuxart. 
La Policía Nacional ha investigado la trama de sociedades del financiero catalán Jordi Cuxart, procesado por presunta estafa, sin que ello haya servido para localizar el grueso de los 85 millones de euros que captó de centenares de inversores a través de la agencia Info-Cobro. Estas sociedades supuestamente sirvieron para desviar parte del dinero, según sospechan los investigadores policiales.
Cuxart pasaba por ser un financiero de éxito hasta que, en 2011, Info-Cobro se acogió a un concurso de acreedores y, un año después, entró en liquidación. También presidió hasta ese momento la fábrica de motocicletas Ossa.
Según la documentación que entregó entonces al juzgado mercantil de Girona, entre los acreedores que le confiaron inversiones estaba Alba Tous, presidenta del grupo de joyería y complementos Tous; Manuel Jané, primer accionista del fabricante de carritos Jané, o Albert Perrin, exvicepresidente del Barça. Pese a que se contabilizaron más de 300 afectados, tan sólo unos 60 (sin ningún nombre de relumbrón) han presentado querellas contra Cuxart.

El financiero bien relacionado

El financiero gerundense también hizo operaciones inmobiliarias con el exconsejero Felip Puig y con su hermano Oriol, actual director del Servicio Meteorológico de la Generalitat, al que prestó cerca de 900.000 euros. Este último canceló la deuda en fechas próximas a la presentación del concurso de acreedores. Por su parte, el exconsejero Puig reconoció públicamente que, en 2009, hizo una operación inmobiliaria con Cuxart por un importe de 110.000 euros.
Según un informe del grupo de blanqueo de capitales y delincuencia económica de la Policía Nacional, Cuxart supuestamente se valió de un “entramado societario” para desviar una parte del dinero que captaba a través de Info-Cobro. Los investigadores han analizado nueve sociedades al frente de las cuales está o estuvo el mismo Cuxart, su esposa, sus cuñados y posibles testaferros. Dos de ellas --Alepol e Inmokadi-- pasaron de registrar perdidas a elevados beneficios después de la liquidación de Info-Cobro y del alud de pleitos que recibió Cuxart.
Todas las sociedades operaban con un gran número de cuentas bancarias en distintas entidades, especialmente en el periodo entre 2009 y 2012, que después se redujeron a tan sólo un par. Los investigadores policiales describen el operativo bancario de Cuxart como un “carrusel de cuentas”. Se registran multitud de operaciones, si bien los investigadores no calculan los totales.
A nombre de estas sociedades figuran nueve inmuebles con un valor catastral de cerca de medio millón de euros. También son o fueron titulares de decenas de vehículos, muchos de gama alta como diversos Mercedes y un Porshe Panamera. Alepol tenía cuatro vehículos –dos Audi Sportback, un Range Rover y un Skoda- valorados en 177.000 euros. Servicios Desinab tuvo, entre 2009 y 2011, 11 vehículos; Inmokadi, otros ocho, e incluso a nombre de la financiera Info-Cobro figuraron cinco quads.

El juez desatiende las peticiones de la acusación

Una de las acusaciones solicitó que se citaran a declarar siete administradores de las nueve sociedades –al margen de Info-Cobro- supuestamente controladas por Cuxart, entre los que figuran su esposa y familiares de ésta. También reclamó que las sociedades figuren como responsables civiles subsidiarias en el proceso penal que se instruye en un juzgado de la Bisbal d’Empordà (Girona).
No obstante, el actual juez instructor, Adrián Márquez, descarta la práctica de estas diligencias por motivos técnicos. Aunque constata que el informe policial pone de relieve “una especie de entramado destinado a eludir la acción de los investigadores para averiguar el destino del dinero supuestamente defraudado”, considera improbable que seis años después de la presentación de la querella se encuentren estos importes en otras cuentas a las que pueda acceder la Agencia Tributaria. La acusación presentó en marzo pasado un recurso contra esta decisión ante el mismo juzgado.

Diligencias sobre Oriol Puig y los dueños de Petromiralles

En este recurso, también se solicitan nuevas diligencias sobre Josep Maria Torrens, exalcalde convergente de Santa Maria de Miralles (Barcelona) y presidente del grupo Petromiralles, así como sobre Oriol Puig, alto cargo de la Generalitat. Los dos han declarado en esta causa como testigos.
La acusación insiste en que se analicen las operaciones de cesión de créditos de Petromiralles en favor de Info-Cobro. La financiera de Cuxart se quedó créditos de tres participadas de Petromiralles por importe de siete millones de euros cuando se encontraban en situación preconcursal. Los abogados de la acusación quieren saber por qué Cuxart asumió créditos incobrables precisamente cuando su financiara también se dirigía hacia el concurso de acreedores. Sin embargo, en su declaración al juzgado, Torrens declaró ser una víctima de Info-Cobro.

La Audiencia Nacional manda a juicio a los dueños de Petromiralles

El febrero pasado, el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco propuso juzgar a los dueños de Petromiralles, los hermanos Josep Maria y Pere Torrens, por liderar supuestamente una trama de fraude en el IVA de hidrocarburos que dejó de ingresar 147 millones a las arcas públicas entre el 2011 y el 2013. La familia Torrens anda metida en diversos embrollos judiciales.
La acusación también pide que la UDEF analice la documentación que aportó Oriol Puig al juzgado sobre las operaciones crediticias que realizó con Info-Cobro. En febrero pasado, el juez instructor lo desestimó, pero también se ha recurrido esta decisión. Otros juzgados ya se han pronunciado sobre el caso Info-Cobro. En 2015, el juzgado mercantil número uno de Girona condenó a Cuxart a pagar 68 millones de euros. Lo consideró culpable del concurso de acreedores. Inicialmente, los administradores concursales habían situado el ajuero de su financiera en 85 millones de euros.

¿Un purito, Puchi?



María y la degradación catalana

Xavier Salvador

Tiene sólo 17 primaveras muy bien llevadas. Es una joven inquieta e inconformista. Prepara un estudio interesantísimo sobre cuestiones relacionadas con la naturaleza. El futuro fluye por sus palabras y sus actos. María es la hija de unos amigos íntimos.
Ayer, durante la sobremesa, me explicaba decepcionada que esta pasada semana, en el instituto de Barcelona en el que cursa el bachillerato, un profesor​  puso a debate entre los alumnos la situación política catalana. Nada extraño, habida cuenta de que el proceso iniciado por los independentistas ha invadido ya, ahora sí, todas las esferas del debate en el ámbito público y privado. Es lógico, que la escuela acabe impregnada por la discusión de unos hechos que tienen tamaña trascendencia para nuestro futuro colectivo. En Cataluña, por supuesto, pero en el resto de España, también.
El profesor preguntó a los alumnos qué pensaban sobre lo que sucedía. Una mayoría se mostró favorable a votar, porque los jóvenes estudiantes asociaban el ejercicio del voto con el ejercicio de la libertad individual y colectiva. Me dice que sólo unos pocos compañeros no están por la independencia, pero que prefieren no pronunciarse ni debatir con sus contrarios porque se sienten acomplejados al no formar parte de ese grupo aparentemente moderno e incrustado en la tendencia que conforma el pensamiento de una mayoría de los jóvenes que regirán Cataluña​ dentro de dos décadas.
María, pese a que tiene familiares y amigos independentistas, fue la única de la clase que se atrevió a emplear su voz para poner en duda que la salida más conveniente para los catalanes sea la propuesta por los secesionistas. No tiene todavía madurados sus argumentos, pero sí que explicó que no se pueden hacer referéndums si uno se salta las leyes. El profesor, sorprendido, le dijo que eso era una opinión, como si la respuesta le molestase y alterase su discurso doctrinario ante el resto de los alumnos que, o bien compartían su postura, o sencillamente mantenían un prudente e ilustrativo silencio. Para adentrarse en las motivaciones que le llevaban a pensar con espíritu crítico, el docente le preguntó a María qué televisiones veía: La Sexta, Antena 3 y TV3%, respondió ella. Doy fe de que es así. Al profesor no le cuajó el razonamiento y respondió que, bueno, que son opiniones...
La decadencia de Cataluña se inició, poco a poco, por la enseñanza. Hace ya demasiados años que desde ese ámbito se adoctrina a los jóvenes para que progresen educados en un nacionalismo hispanófobo y excluyente. La función de los medios de comunicación locales para consagrar una opinión pública determinada ha contribuido como fijador de ideas y valores [recuerdo que en mis años de redactor en un importante medio de comunicación barcelonés no nacionalista nuestra portada minimizaba los partidos de fútbol de la selección española pese a que registraba récords de audiencia televisiva]. Era cuestión sólo de tiempo que pasáramos a tener un sistema educativo degradado y alienante. Esa fase ya ha sido alcanzada.
Quienes no evalúen el contexto, analicen la historia reciente y se hagan multitud de preguntas no comprenderán la raíz del contencioso político y del fenómeno de fanatismo identitario y populista que nos invade. La situación de conflicto actual quizá se frene por la vía de los mecanismos coercitivos del Estado de derecho. Pronto, en unos años, pocos seguramente, la situación resultará ya irreversible y es muy probable que esas mismas herramientas resulten entonces insuficientes. No admitirlo es no ser capaz de situarse ante lo que sucede hoy en nuestro país y por qué hemos llegado al actual estado de cosas. María se merece, por su valentía, vivir en una sociedad menos degradada y en la que los librepensadores sean más que los gregarios.

La extraña pareja




XAVIER RIUS, Director de e-notícies


A mí Jordi Sánchez y Jordi Cuixart me recuerdan a Paco Morán y Joan Pera, aquellos actores de una obra de teatro que rompió récords en el Paralelo barcelonés. Siempre creí que el éxito de la fórmula era porque eran como una síntesis de Catalunya. Paco Morán hablaba castellano. Y creo que no pronunció una palabra en lengua catalana pese a haber vivido más de cuarenta años en Barcelona. Joan Pera ejercía de catalán. Diría que incluso marcaba el acento. La gente se identificaba con uno, con el otro o con los dos.
El presidente de l’ANC y el de Òmnium van siempre también juntos. En los discursos primero habla uno. Luego el otro. Por lo general por orden de representación parlamentaria. En primer lugar el de la ANC. A continuación el de Òmnium Cultural. Así van dándonos la tabarra por TV3%. Sólo falta que presenten el tiempo. Con el mapa de los Països Catalans por supuesto.
Yo, la verdad, no sé porque les dan tanta cancha. Bueno, sí que lo sé. Cómo la mayoría en el Parlamento catalán a favor de la independencia anda justita -72 a 63- hacen ver que toda la sociedad catalana está detrás. La propia ANC tiene nombre de parlamento: Assemblea Nacional Catalana. El parlamento francés se llama Assemblée Nationale. Pero no es lo mismo.
Por mí que se inspiraron en la Assembla de Catalunya, el primero órgano unitario de la oposición a finales del franquismo, pero le añadieron el Nacional en medio. Ahora el adjetivo está de moda. El Punt-Avui se declaró a principios del proceso Diari Nacional (Diario Nacional). Lo lleva escrito en su cabecera. Parece que el resto de la prensa no somos suficiente nacionales.
Y José Antich también fundó un digital llamado El Nacional cuando lo defenestraron de La Vanguardia. Supongo que para mostrar lealtad a la causa. Mejor no cuento ahora quién lo nombró director en su día. Una pista: fue una semana después de perder el PSOE las elecciones generales.
Pero, como decía, les han dado una representavidad al tàndem que no tiene. Jordi Sánchez renovó su cargo en mayo del 2016 gracias a cinco votos. Porque no se lo pierdan: tanto hablar de democracia pero al final deciden los de arriba. El president de la ANC lo elige el secretariado, un sanedrín de setenta y pico miembros.
Por él votaron 40 mientras que por su rival 35. Y eso que, en las primarias, el primero obtuvo 4.005 frente a los 4.071 de su competidora, Liz Castro, una norteamericana de origen gallego creo que afincada en Barcelona. En cierta manera ya la utilizaron de tonto útil -con perdón de la expresión- en las anteriores elecciones cuando también ganó pero la descabalgaron a última hora.
Liz Castro denunció en su día en twitter las presiones recibidas pero hace tiempo que ha desaparecido del mapa mediático. Un día alguien deberá hacer una recopilación de todas aquellas personalidades devoradas por el proceso. Lo último que supe de ella fue en twitter. Su marido amenazó con romperme la cara o batirse en duelo. Ahora no recuerdo con detalle.
Pero a lo que iba, al que parece tercer cargo institucional de Catalunya según TV3% -tras Carles Puigdemont y Carme Forcadell, que ha vuelto a las andadas- lo votaron 4.000 personas. Para ser diputado del Parlament -por Barcelona, que es más sencillo- necesitas una horquilla de entre 80.000 y 100.000 votos más o menos. Ciudanos entró en el 2006 con tres diputados gracias a 89.000 votos -por los pelos: un 3,03%- y en cambio Unió se quedó fuera en el 2015 con 102.000.
Sobre otros entresijos de cómo han aupado a Jordi Sánchez a referente mundial del soberanismo catalán me ahorró los detalles porque hace años ya los explicó Salvador Sostres. Sigue vigente. Lo que no he entendido nunca es que renunciase a ser el número dos del Síndic de Greuges, Rafael Ribó, otro que tal. Dudo que gane en la universidad lo que ganaba entonces: 106.000 euros al año.
Por lo que respecta a Jordi Cuixart, quiero decir ante todo que yo respeto mucho un empresario que factura, más o menos, siete millones al año. Lo que es increíble es que nohaya hundido todavía la empresa con tanto activismo. Porque cuando no está en un plató de TV3% está en el Parlament.
En este caso la representatividad es todavía menor: a éste le votaron 5.450 personas. En una entidad que se precia de tener más de 50.000 socios. Apenas un 10%. Y eso que era la única candidatura en liza.
En Catalunya, antaño tierra de sentido común, se nos ha ido un poco la olla. Ahora pronuncias la palabra seny y te consideran un traidor o un cobarde. El otro día informaban en TV3% de las protestas internacionales contra las acciones del Estado español. En la de París eran una veintena de personas. Lo decía el propio presentador. Supongo que todos catalanes. El món ens mira.

La gestión de Badia en el cementerio de Montjuïc podría convertirse en un ‘Caso Yak-42’

Nuria Vázquez

Juristas advierten del peligro de hacer certificaciones de identidad de los nichos que se derrumbaron sin las comprobaciones pertinentes

Eloi Badia, el concejal de Energía del Ayuntamiento de Barcelona, y Ada Colau frente la parte del cementerio derrumbada / CG
Se cumple una semana desde que el viernes 15 de septiembre se derrumbó un bloque de 144 nichos del cementerio de Montjuïc de Barcelona, provocando que algunos restos óseos quedasen al descubierto y se mezclasen. Siete días en los que el Ayuntamiento de Barcelona no había hecho declaraciones sobre el asunto para explicar las causas de lo ocurrido hasta este mismo viernes.
Según el concejal de Presidencia y responsable del asunto, Eloi Badia, se detectó una gran grieta en el bloque dos días antes del desastre, pero no se llegó a tiempo de arreglarlo antes del hundimiento. Lo que no explicó en ningún momento el edil de Barcelona en Comú es la forma en que trabaja el consistorio mientras no se soluciona el problema: sin intervención de forenses o autoridades judiciales y sin contar con las familias, funcionarios municipales separan restos óseos de hombres y mujeres y proceden a nuevos enterramientos sin garantizar que correspondan a la misma persona.

‘Caso Yak-42’

El abogado Jordi Medina Ortiz, doctor en Derecho y secretario de la sección de Derecho Civil del Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB), alerta de que la gestión que está capitaneando Badia puede desembocar en un nuevo Caso Yak-42, el avión militar español estrellado en Turquía en el que murieron 75 militares españoles.
El Tribunal Supremo dictó varias sentencias condenatorias en las que condenaban a diversas personas por falsedad documental, ya que los mandos militares que certificaron la identidad de los cadáveres y restos humanos no hicieron las comprobaciones oportunas.
“No creo que en el caso del cementerio de Montjuïc se pueda producir esta circunstancia, pero si algún funcionario o autoridad llega a hacer certificaciones de identidad sin las comprobaciones pertinentes, el precedente aquí está”, explica a Crónica Global el letrado.

Ordenanza municipal

Argumenta que la identificación de restos cadavéricos con posterioridad al entierro no está regulada y recuerda que la actividad de gestión de cementerios está sujeta a una reglamentación muy minuciosa, aunque no dispone de una regulación clara para casos como éste.
En relación a las inhumaciones, exhumaciones y traslado de cadáveres, la Ordenanza de Cementerios del Ayuntamiento de Barcelona remite al Reglamento de Policía Sanitaria Mortuoria, que podría ser aplicable. El artículo 13 prevé dos puntos básicos: el primero, que cada féretro solo pueda contener los restos de la persona para la que se autorizó la inhumación. El segundo, que solo excepcionalmente se puede permitir la inhumación de dos o más personas en el mismo féretro: casos de abortos en el que madre e hijo mueren a la vez; casos de catástrofes y de epidemias. En estos dos últimos supuestos, se necesitaría el permiso de la alcaldesa.
“Si la entidad encargada de la gestión del cementerio no cumple con este artículo, incurriría en una infracción”, explica Medina. Y apunta que, en materia de infracciones y sanciones, el reglamento de Policía Sanitaria Mortuoria se remite a la Ley General de Sanidad, que dicta sanciones de 15.000 euros para infracciones graves.

Indemnizaciones

Sobre los familiares afectados por el derrumbe de los nichos, el doctor en Derecho recuerda que “es evidente que se ha producido un daño moral y que se tiene que indemnizar”. Siempre que una persona, por acción u omisión, causa un daño a otra, está obligada a reparar el daño causado.
Para que exista esta obligación de indemnización, tiene que haber una acción u omisión imputable a alguien; un daño evaluable económicamente; un nexo de causalidad y una ausencia de culpa en la víctima. Lo complicado es cuantificar ese daño: “Si la situación comporta gastos por el segundo entierro o la compra de lápidas, esas podrían ser las cantidades. Si no, es difícil cuantificarlo”.

Auditoría externa

De momento, la oposición al equipo de gobierno de Ada Colau ya ha tomado partido en el asunto exigiendo responsabilidades a los comunes. El Partido Popular ha reclamado una auditoría externa e independiente para no basar todo a una hecha por la propia empresa de camposantos. “No se puede aceptar que, en un cementerio municipal, los nichos se acaben convirtiendo en una fosa común o un osario”, ha replicado Alberto Fernández.
El Grupo Demócrata (PDeCAT), por su parte, ha pedido un trato sensible y cuidadoso de los restos humanos, además de un nuevo Plan Director del Cementerio de Montjuïc y un incremento de las partidas económicas para este año y para 2018. Sònia Recasens, portavoz adjunta del partido, ha reprobado “de nuevo el silencio que mantiene la alcaldesa Ada Colau ante el accidente más grave que se ha producido nunca en el Cementerio de Montjuïc”.

Leer, pensar, . . .


La CUP propone ir a la huelga general el 3-O

Los antisistema quieren acabar con "este estado de excepción encubierto" y niegan cualquier posibilidad de pacto ni diálogo
La portavoz de la CUP en el Parlament, Anna Gabriel, ha abogado, durante el acto central de su campaña a favor del 'sí' al referéndum del 1-O, para convocar "una huelga general en Cataluña el 3 de octubre" en defensa de "la nueva república catalana" y también de "la democracia", para dejar atrás "este estado de excepción encubierto que ya sufrimos".

El acto se ha celebrado en la plaza de la Plana de Badalona (Barcelona) y ha reunido a un millar de personas. La portavoz de la CUP ha criticado la reacción del Estado español contra la convocatoria del referéndum y ha indicado que "en este país hemos decidido clamar de nuevo por la libertad y la fraternidad y es que, cuando se niega la palabra de un pueblo, este se convierte en una masa amordazada que busca la libertad, la justicia y los derechos democráticos".

Por otro lado, la cupaire Mireia Boya ha precisado que si esta huelga se propone para el día 3 "es porque quizás el día 2 estemos todavía de resaca celebrando la victoria". Boya ha asegurado que "ya no hay ninguna posibilidad de pacto ni diálogo", porque no están dispuestos a dialogar con "la represión" del Estado. El diputado Benet Salellas también ha advertido que "ante este estado de excepción no declarado que ya tenemos encima solo hay una vía, que es la de votar y avanzar hasta la consecución de la nueva república".

La propuesta de hacer una huelga general el próximo 3 de octubre, dos días después de la anunciada consulta independentista, coincide con el preaviso de huelga general que presentó el pasado jueves la CGT y la Coordinadora Obrera Sindical (COS), en respuesta a los registros y las detenciones que han llevado a cabo las fuerzas policiales del Estado. A pesar de todo, CCOO y la UGT, los dos sindicatos mayoritarios en Cataluña, no han secundado, de entrada, esta convocatoria.

Puigdemont atrapado por Évole en 10 momentazos de 'Salvados'

Mariano Gasparet

En su entrevista con Jordi Évole, el 'president' ha ofrecido diez perlas cuya exhibición sólo puede resultar deprimente para la moral secesionista.

La entrevista que Carles Puigdemont concedió el viernes al periodista Jordi Évole -retransmitida este domingo en el programa de La Sexta- puede marcar un agudo punto de inflexión en el declinante prestigio del president.
Contradicciones, falacias, inconcreciones, inconsistencias… Ahora sabemos que para desmontar una mentira en la era de la posverdad es más efectivo entrevistar en prime time a sus sostenedores que desfondarse refutándoles. Gracias Jordi Évole por ponerle un espejo a Puidemont, pues decirle que va desnudo -ya lo hemos comprobado- no hubiera servido de nada.

1.- “El Govern no hace campaña por el sí”.

Esta afirmación del presidente catalán no merece aclaración alguna. Y lo peor es que el hombre, requerido al respecto, ha dicho algo así como que “también el Gobierno de España ha hecho campaña por el no”.

2.- La supuesta campaña por el ‘no’ del Gobierno.

Va de suyo que Puigdemont entiende que oponerse al 1-O es hacer campaña por el ‘No’ como consecuencia de su propia confusión entre el plebiscito y la proclamación unilateral de independencia. Pues podría ahorrarle disgustos a los catalanes y dinero a los contribuyentes, y salir al balcón sin aguardar al 1-O a por su ratito de épica.

3.- “El 1-O es un como croasán de calidad suficiente”.

La metáfora pastelera la asomó el periodista. Pero fue el president quien se metió en harina hasta las ancas, al comparar todas las fórmulas posibles de celebrar un referéndum con las distintas maneras que hay de hacer un croasán, “con más mantequilla, con menos”. Quien dice mantequilla dice con más cobertura legal o menos, con más o menos transparencia, con más o menos consenso. Repostería es democracia.

4.- “El Gobierno está en el 'No' al Estatuto y a la Constitución”.

Peroraba Puigdemont sobre la dificultad de llegar a un acuerdo con el Gobierno y, como prueba del nueve, adujo que el Gobierno está instalado "en el no al Estatuto y en el no a la Constitución" porque, a su juicio, la Generalitat ha sido intervenida y el autogobierno suspendido de facto.
Bueno, que lo diga un president que no obedece ni reconoce al Constitucional ni más leyes que las aprobadas en el Parlament en contra de los servicios jurídicos, y sin los informes preceptivos, y tras una votación de urgencia, pues tiene guasa. Aun admitiendo la tesis de que el Gobierno ha aplicado el 155 por la puerta de atrás, lo cierto es que él y sus consellers siguen en sus cargos.

5.- “No menos de un 15%”.

La confianza que Puigdemont tiene en el éxito de su convocatoria hay que medirla en función de la participación mínima a partir de la cual el presidente está dispuesto a marcarse un Companys el 2-O. ¡Un 15% es suficiente para romper un país!
Al menos Artur Mas tuvo el coraje de admitir que menos votos que los emitidos el 9-N sería un fracaso, como le recordó el periodista.

6.- Vídeo de los Mossos retirando urnas en 2014.

Fue el primer vídeo-trampa-para-osos del programa. Évole mostró al president un vídeo de unos mossos retirando urnas instaladas en 2014 por vecinos que pretendían hacer un multireferéndum en el que se preguntaba sobre el pago de la deuda, los transgénicos o un macrocomplejo de ocio.
Puigdemont adujo que esa retirada de urnas “la habría ordenado un juez”. Pues efectivamente, como la suspensión del 1-O y de la ley de transitoriedad.

7.- Vídeo de Forcadell contra los catalanes que votan al PP.

El periodista preguntó a Puigdemont si no consideraba catalanes a los catalanes que votan al PP o que están en contra de la independencia. Por supuesto que sí, dijo [otra cosa es que le estorben]. Entonces, dentro vídeo, aparece la presidenta del Parlament mitineando sobre la necesidad de que quede bien claro que “no hay un PP de Cataluña, sino un PP en Cataluña”. Los enemigos de la patria bien señalados.
Con un vídeo así, tampoco hacía falta recordarle los escraches a los alcaldes que él mismo promueve.

8.- ¿Autodeterminación para el Kurdistán?

Preguntado al respecto, Puigdemont defendió el derecho a decidir de los kurdos con vehemencia. Évole le recordó que en 2012 votó en contra en el Parlament.

9.- ¿Autodeterminación para el Sáhara?

Pillado en el renuncio de los kurdos, cuando el periodista le preguntó si se acordaba qué había votado él, contesto: “Pues seguramente que no… porque no era un referéndum anunciado” el del Sáhara. La pena es que no se extendiese más al respecto.

10.- ¿Se imagina que le detienen?

Fue el final de la entrevista, después de las meteduras de pata sobre los referendos que no van con su causa; y de que Forcadell retratara el espíritu excluyente del nacionalismo; y del lío con la retirada de urnas legal y la "dictatorial" intervención de la Guardia Civil; y de la metáfora de la repostería.“No creo que fuera una buena idea”, dijo Puigdemont. Pues nadie lo diría, president, porque está en su mano evitarlo.
Este hombre no vuelve a hacer una interviú.